Chucho pide cese a discrminación contra discapacitados

JOSE MARIA MORELOS.- No cesan las quejas contra los operadores del servicio público por aparentes actos de discriminación en contra de jóvenes con alguna discapacidad, sobre todo, los que dependen de una silla de ruedas por el hecho de ser rechazados y en algunas ocasiones condicionados a pagar precios sumamente elevados, bajo el argumento de que, llevarán doble carga.

Jesús Gualberto Pat, es un joven con una discapacidad en los pies y muy conocido en la cabecera municipal morelense, pero muy a pesar de eso, relata que ha sufrido del rechazo por mototaxistas de diferentes sindicatos y chariferes del frente único al volante.


“Siempre me dicen que no se puede, que ocupo mucho espacio por mi silla de ruedas, en el caso de los mototaxistas cuando salgo de mi trabajo, los hablo y solo los que me aprecian me llevan, pero otros solo me hacen su mano de que no, porque según está muy lejos mi casa (colonia bachilleres) y que además soy doble carga”, expresó.

Chucho, como es conocido en el medio, también hizo patente que taxistas del frente único al volante, si bien no lo discriminan como tal, lo condicionan a pagar precios sumamente exorbitantes cada vez que solicita el servicio de flete para visitar a sus padres en la comunidad de Rancho Viejo.

“Lo que más me duele es que no tengo mucho dinero; donde trabajo apenas me alcanza para sobrevivir y cuando voy con mis papas, es porque ahorro un poco o alguien me apoya, entonces cuando voy al sitio, yo sé que ellos cobran 250 por el flete, pero siempre son gandayas, me dicen que si quiero, que yo pague 350 porque está lejos y no hay de otra”, lamentó.

El joven discapacitado, explicó que en una ocasión, vivió un desagradable momento luego de haber solicitado el servicio de taxi con rumbo al poblado Rancho Viejo, pero en el trayecto, el chofer del cual no supo describir, le dijo que “no seguiría el camino al estar ingresando entre monte y que si no me bajaba, me iba a bajar a la fuerza y me iba abandonar, no tuve más remedio que decir que le pagaría más, sino quien sabe que hubiera hecho”, comentó.

El joven discapacitado, únicamente pide al gremio del servicio público brindarle la atención que merece y concederle los servicios que como toda persona demanda, sobre todo porque ahora, lucha para sobrevivir y salir adelante trabajando en una tienda de abarrotes como “cerillito” y ahí su horario de salida es ya entrada la noche.





Share on Google Plus

About Roberto Lemus

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario