La violan, la torturan y le roban 3 años y 11 meses. Yecenia Armenta obtuvo hasta hoy su libertad



Ciudad de México, 7 de junio (SinEmbargo).- Yecenia Armenta Graciano, la mujer acusada por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Sinaloa de haber asesinado a su esposo, Jesús Alfredo Cuén Ojeda, fue exonerada esta mañana por el Juzgado Quinto Penal, luego de que resolviera que su declaración se obtuvo por medio de tortura.

El 12 de julio de 2012 Yecenia Armenta fue encarcelada luego de ser golpeada, asfixiada, violada y finalmente obligada a firmar una confesión que no pudo leer. Ella creía que estaba secuestrada. Con los ojos vendados y las manos esposadas hacia atrás, colgaba boca abajo atada de los tobillos.

Escuchaba amenazas. Creía que no saldría viva de aquella bodega a la que fue llevada el 10 de julio de 2012 por policías vestidos de civil, luego de obligarla a salir de su automóvil.

En la sentencia absolutoria, emitida esta mañana, el juez Juan Luis Quiñones Beltrán señaló que en la investigación del Ministerio Público existen irregularidades que son violatorias al debido proceso, entre ellas su declaración que fue obtenida bajo tortura.

“En la causa se demostró que la confesión de la imputada fue obtenida bajo coacción, por lo que carece de todo valor y quedó excluida del material probatorio”, sentenció.

El juez indicó que la única prueba en contra de Armenta Graciano es su declaración ministerial, pero que al haber sido obtenida con tortura, ésta quedó inválida.

Armenta Graciano fue recluida en el penal de Culiacán desde el 12 de julio del 2012, 10 días después del asesinato de su esposo, pero ella y su defensa alegaron desde un inicio que fue expuesta a varios métodos de tortura.

La acusación la tomó la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que comprobó la tortura con exámenes hechos bajo el Protocolo de Estambul, por lo que emitió una recomendación a la Procuraduría General de Justicia, instancia que al mismo tiempo la rechazó.

El caso llegó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que en enero del 2015 solicitó al Gobierno del Estado, con otra recomendación, que acatara lo dicho por la CEDH.

Al mismo tiempo, el Juzgado Tercero de Distrito se pronunció con un amparo, al detallar cada una de las violaciones a los derechos de Armenta Graciano, exigiendo, además, que se castigara a la Unidad de la Policía Ministerial que la torturó.

Sin embargo, la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa sostuvo su posicionamiento e impugnó el amparo, el cual, a la fecha, sigue en revisión por la Suprema Corte de Justicia.

A partir de esa serie de negaciones, organizaciones civiles como el Centro ProDH y Amnistía Internacional realizaron una campaña de exigencia a las autoridades de Sinaloa para que desistiera de la declaración ministerial como prueba, pero no se tuvo respuesta de la Fiscalía local.

Hoy Yecenia Armenta Graciano salió libre, después de casi cuatro años, y aunque la PGJE podrá impugnar, ya no podrá presentar las mismas pruebas que la llevaron a prisión en 2012 ante los juzgados.

Su esposo Jesús Alfredo Cuén Ojeda, médico en la Dirección de Deportes de la Universidad Autónoma de Sinaloa, fue asesinado a disparos al salir de un restaurante la mañana del 2 de julio de 2012, un día después del proceso electoral en el que su hermano Héctor Melesio participó como candidato al Senado por el Partido Nueva Alianza (Panal).

El cuerpo quedó boca arriba cerca de la camioneta en la que se subiría. Los peritos ubicaron a su alrededor nueve casquillos de arma de fuego calibre nueve milímetros. El Procurador de Justicia estatal, Marco Antonio Higuera Gómez, declaró que las primeras investigaciones revelaron “que fue un solo sujeto” quien lo asesinó, reportó la prensa local. El sospechoso, agregó, viajaba en un vehículo color blanco.

Luego que Yecenia, bajo tortura, firmó un documento que nunca leyó, la versión se amplió.
La PGJ de Sinaloa informó, de acuerdo con una nota del 12 de julio de 2012 del diario Noroeste, que Yecenia “confesó haber pagado 85 mil pesos a una célula delictiva para que asesinara a su esposo, y fue la encargada de ‘ponerlo’ el día del crimen”.

También fue detenido Luis Enrique Hernández Maldonado, quien vigiló si había policías en las cercanías donde ocurrió el homicidio.

El Procurador Higuera Gómez añadió que Yecenia declaró quiénes colaboraron con ella, quién fue el contacto con las personas que cometieron el asesinato y también que ella corroboró que la víctima se encontraba en el restaurante.

Según la confesión, la pareja estaba en trámites de divorcio y ella, “víctima de maltrato”, buscaba cobrar un seguro de vida. El Procurador descartó que el móvil del homicidio tuviera relación con el ex candidato al Senado.

-Con información de Noroeste 
Share on Google Plus

About Roberto Lemus

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario