Recibieron ordenes para actuar en caso Akumal


La orden fue desestabilizar. “Rompan madres si es preciso, no habrá represalias “. Así con estas palabras Filiberto Martínez y Edith Mendoza Pino, principales operadores en el movimiento de violencia en Akumal, arengaron a “cooperativistas” y “ciudadanos” de la localidad para exigir sus “derechos”. 

De manera ilegal, tanto “cooperativistas” como “ciudadanos” se hicieron justicia por su propia mano, bajo la justificación que el nuevo gobierno del estado encabezado por Carlos Joaquín González no sólo los va a apoyar, sino los va a proteger para no tener consecuencias legales por sus actos. 

En Akumal, empieza un período de desorden orquestado. Y es ahí donde aparecen los nombres de Filiberto Martínez, quien se dice ser el “verdadero representante” del gobernador electo Carlos Joaquín González en la Riviera Maya.
También aparece en la escena Edith Mendoza, quien desde hace años es reconocida como lideresa principal de los cooperativistas en Akumal, ya que tiene intereses directos en uno de estos negocios.
La premisa para crear violencia en Akumal es el ir contra el Centro Ecológico Akumal, CEA. La razón que esgrimen los cooperativistas es que el organismo cobra en una entrada de la playa, lo cual es mentira. 

El CEA no cobra el acceso a la playa. Lo único que se lleva cabo ahí es la contabilidad de personas que a diario ingresan a la bahía y lo cual genera una sobrecarga en el refugio de la tortuga en Quintana Roo. 

En realidad lo que busca la gente de Filiberto Martínez y Edith Mendoza es tener su propio espacio. Una entrada para ellos únicamente. Donde no se contabilice la sobrecarga y se sobre explote la bahía de Akumal. 

Esta acción se da a pesar de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, publicó en el Diario Oficial de la Federación, DOF, el decreto por el cual Akumal se convierte en el refugio de tortuga.

El decreto quedó establecido este 7 de marzo, y sostiene dos puntos neurálgicos a considerar, debido al gran daño que se presenta día a día en la bahía de Akumal con la sobre explotación turística.

De entrada, el decreto sostiene en su artículo segundo que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas, en coordinación con las dependencias de la Administración Pública Federal competentes y con la participación de los sectores social y privado interesados, formulará el programa de protección del área de refugio establecida en el presente Acuerdo. 

Sin embargo, esto no es respetado y por ello es que se ha establecido un clima de violencia donde los intereses políticos van por encima de los públicos, ya que en realidad no se busca bienestar para la comunidad del refugio. 

Por el contrario, se busca explotar a más no poder. Los empresarios de Akumal aseguran que todo tiene que ver con el orden que se intenta poner en la zona de pasto de las tortugas, y que el tema se agudizó cuando las autoridades del municipio de Tulum trataron de regular a los ofertadores de dicho servicio, quienes no pagan impuesto alguno.

Estas personas, detalló, se han instalado en el único camino de acceso a la playa y han construido puestos con madera y lonas negras. Desde ahí interceptan a los turistas para ofertarles el servicio de esnorquel.

La principal operadora en Akumal de la exalcaldesa Edith Mendoza, ya que fue ella quien otorgó de manera irregular “concesión” a la cooperativa Piratas de Akumal para poder sobreexplotar los tours de snorquel con nado de tortugas.

Edith Mendoza se ha caracterizado por estas irregularidades y por fomentar una situación lucrativa de la cual es parte importante y eje político para evitar que se investigue a las cooperativas. 


Fuente: Por Esto Quintana Roo
Share on Google Plus

About Roberto Lemus

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario