Bonfil en quiebra financiera


Ejidatarios de Alfredo Vladimir Bonfil dieron a conocer que la quiebra financiera en que se encuentra desde hace varios años dicho núcleo agrario, es de más de 600 millones de pesos tan solo por adeudos de carga fiscal, además del embargo que existe sobre unas 250 hectáreas de tierras que traducidas a pesos y centavos cada metro cuadrado de acuerdo a su valor actual, asciende a cerca de 2 mil millones de pesos. 

Y en gran medida, responsabilizaron al exgobernador Joaquín Hendricks Díaz por la manera que se conformó la inmobiliaria Bonfil Nueva Alternativa (Bonaqroo) S. A. de C. V., que únicamente les ha generado un enorme problema al interior. 

Con todo ello, este martes y ante las publicaciones hechas por los diarios POR ESTO!, un grupo de comuneros se decidió a dar tomar el “toro por los cuernos” y exponer públicamente que existen en proceso cerca de 16 demandas, algunas mercantiles, otras agrarias e incluso también de índole de penal en contra de representantes ejidales por un sin número de fraudes como la venta desmedida de tierras que incluye áreas de donación o de reserva ecológica de acuerdo a los planos oficiales. 

En conferencia de prensa, los ejidatarios Armando Ortega Gómez, Antonio Briceño Guardado, Vicente Mendoza Villa, Miguel Angel Estupiñán, Pedro Vázquez Ortega, Juan Manuel Mendoza Villa y Apolinar Ramos Garza, apuntaron que ellos encabezan una lucha para rescatar al ejido a través de las vías de juicio mercantil y agrarios e incluso, se habla de demandas penales.

Afirmaron que uno de los promotores que se ha beneficiado con todos los fraudes cometidos en contra del ejido Bonfil ya sea que porque ha fungido como directivo o funcionario, ha sido el comunero Silvestre Córdova Pacheco, quien por cierto al momento de la conferencia de prensa se encontraba sentado a unas mesas de sus acusadores, y cuando se le tomaron fotografías, literalmente salió huyendo del lugar.

De forma directa, los ejidatarios expusieron que ante la ingerencia que ha tenido el gobierno del estado al interior del ejido desde la administración de Joaquín Hendricks Díaz, la problemática ha sido constante para el núcleo agrario, pues en últimas fechas descubrieron que han sido vendidas más de 500 hectáreas sin consentimiento de la asamblea.

“Todo esto lo han hecho bajo el consentimiento del Registro Agrario Nacional (RAN) las últimas tres administraciones del núcleo agrario que han hecho de Bonfil un botín con millonarias ganancias para unos cuantos de los gobiernos en turno”, coincidieron en señalar los comuneros.

Y expusieron que los funcionarios que están detrás del quebranto de Bonfil, han sido los mismos que han amolado a los ejidos Holbox, Isla Mujeres, Cozumel, Pino Suárez, Tulum, Calderitas, entre otros a través de diversas notarías públicas y la complicidad de funcionarios del Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPyC), del Registro Agrario Nacional (RAN) y gente del IPAE (Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública).

Juan Manuel Mendoza Villa, uno de los ejidatarios mencionó que las tierras de las que fueron despojados se vendieron sin hacer lo que la ley marca que son asambleas de formalidades especiales para desincorporarlas para que todos los comuneros estén enterados y así se proceda a la venta.

“Silvestre Córdova fue uno de los que estuvo detrás de toda esa situación con beneficios sólo para él, su gente y los gobiernos en turno y las tierras que vendieron a espaldas de los ejidatarios, hasta ahorita no sabemos quiénes son los dueños y en cuánto las vendieron porque todo lo han hecho mediante actas de asambleas ficticias”, afirmó.
En cuanto al tema de las demandas, Armando Ortega Gómez dijo que “por la vía de un juicio mercantil vamos a meter un promedio de 16 demandas, de las que hasta estos momentos se han ingresado tres ante el Poder Judicial Federal, dos han sido en el Juzgado en el Segundo y uno más en el Juzgado Quinto de Distrito”.

Las otras tres –dijo-, las va ingresar nuestro equipo de abogados próximamente y no sabemos a dónde van a recaer, pero en ellas estamos pidiendo como primer punto la rendición de cuentas de nuestros representantes ejidales, porque estamos hablando de que extraoficialmente nos indican de un quebranto financiero por una carga fiscal de más de 600 millones de pesos, pero además “tenemos un embargo de arriba de 250 hectáreas que si las traducimos a pesos y centavos cada metro cuadrado, hablamos de cerca de 2 mil millones de pesos más”.

Finalmente, recordó que en gran medida todo el problema que padece el ejido se dio desde que en el 2002 se desincorporaron 2 mil 168 hectáreas en la administración de Joaquín Hendricks Díaz para la creación de la sociedad inmobiliaria denominada Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo S. A de C. V.

“De esta superficie que es el capital social de la empresa como aportación directa del ejido, acordamos dar en participación al gobierno un 30 por ciento, el otro 70 por ciento nos lo vamos a dividir en partes iguales los 208 ejidatarios que formamos parte de este núcleo agrario, pero de esto no sabemos nada hasta ahorita, porque nunca nos han rendido cuentas”, sentenció.

Cabe señalar que a decir de los comuneros, cuando ellos han efectuado la venta de tierras luego de cumplir con todos los procedimientos y requisitos que les marca la ley, al momento de la comercialización les han retenido sus impuestos, llámese ISR, IETU, IVA entre otros que la directiva tiene la obligación de reportar ante las instancias correspondientes

Fuente: PorESto
Share on Google Plus

About Roberto Lemus

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario